Cómo no Ponerse Nervioso

A todos nos ha pasado alguna vez, y es algo más que común. ¿Cómo no ponerse nervioso al hablar ante la clase,  al conversar con alguien que nos gusta mucho, en una entrevista de trabajo,  delante del jefe, los compañeros o mientras cerramos un trato con un cliente muy importante?; pero calma, que hoy aprenderás a controlarte. El temor que nos lleva a ponernos nerviosos se origina cuando pensamos que fallaremos al hablar o al hacer algo. Como respuesta ante estos escenarios, nuestro cuerpo produce las hormonas del estrés; entre ellas está la adrenalina, y por eso nos inquietamos.

Esto no es malo en sí mismo, más bien es algo que juega a nuestro favor, pues nos ayuda a estar alertas y concentrados en lo que hacemos. Sin embargo, si la preocupación es excesiva, nuestra percepción cambia a un estado de alarma que nos lleva a desconcentrarnos, sentir frío, sudar, hablar ilógicamente, entre otras cosas. ¿Qué hacer para no perder el control? y ¿cómo no ponerse nervioso? A continuación te daremos algunas sugerencias que de seguro te ayudarán en estas situaciones.

Cómo no ponerse nerviosa con un chico

  • Sé tú misma, natural, paciente, no fuerces ninguna situación y piensa antes de actuar o hablar; respira despacio y con tranquilidad, así controlarás mejor tus nervios.
  • Si entablan una conversación,  vívelo  como algo natural, cotidiano, algo normal. Eso te relajará y te sentirás más segura.
  • Escucha atentamente lo que el chico te dice y piensa tranquilamente antes de contestar. Cuando él esté hablando, evita estar pensando qué responderás,  simplemente escucha, procesa y responde. Así evitarás muchos momentos incómodos.
  • No te adelantes a responder y definitivamente no le interrumpas, déjalo expresarse, que ya te llegará tu turno de hablar. Si tienes alguna duda sobre lo que te dice, pregúntale tranquila y amigablemente.
  • Si estás en una cita, rompe el hielo haciéndole preguntas generales sobre intereses personales; como por ejemplo sobre música, comidas, mascotas o pasatiempos preferidos. Evita los temas que los incomoden.
  • Disfruta el momento y sé observadora, para luego recordar los detalles. Cuando estés con un chico simplemente sé realista. No te concentres en si lo estás haciendo bien o mal, en si le gustas o le decepcionas. Tampoco busques a toda costa ganarte su aprobación. Sólo conseguirás desconcentrarte, ponerte nerviosa e incómoda.

Cómo no ponerse nervioso en un discurso

  • Prepárate bien, eso evitará que te bloquees al hablar. Practica, practica y practica. Te sentirás más calmado, confiado y preparado si dominas bien el tema.
  • Prepara tu mente, date ánimo. Repite algunas frases como “tendré éxito, claro que puedo hacerlo”.
  • Relájate, cada persona es única, busca, afianza y realiza alguna técnica de relajación que te ayude a controlar los nervios; sobre todo si tienes que esperar  un tiempo específico para dar tu discurso. Escucha música, haz ejercicios de respiración, dibuja, lo que sea que te ayude estará bien.
  • Experimenta y deja pasar la sensación de nerviosismo, es algo que puedes usar a tu favor. Recuérdate que es un proceso natural de tu cuerpo que te ayuda a estar preparado, concentrado y lograr el éxito.
  • Aliméntate bien, duerme lo suficiente y ejercitarte los días previos al discurso; esto evitará que las hormonas del estrés se descontrolen.
no te pongas nervioso

Cómo no ponerse nervioso antes de un examen

  • Evita estudiar un día antes del examen o repasar mientras esperas que comience la prueba. En la mayoría de los casos esto solo aumenta la ansiedad y el nerviosismo. Además,  el cerebro no recordará la información obtenida de forma apresurada.
  • Llega antes de la hora estipulada para el examen; así evitarás que los contratiempos e imprevistos te afecten y estarás más relajado.
  • Enfócate en tranquilizar tu mente y concentrarte en el examen. Huye de la tentación y el estrés que genera preguntar a tus compañeros muchas cosas sobre el contenido del examen; puede llevarte a pensar que no estás bien preparado y ponerte nervioso.
  • Antes de efectuar el examen piensa en algo agradable para realizar luego, como ir a comer helado, por ejemplo. Esto te hará sentir más tranquilo al responder las preguntas y evitará que el nerviosismo te invada.
  • Sé diligente, realista y positivo. Estudia con mucha antelación todo lo necesario, esfuérzate por alcanzar el éxito en los exámenes y en los diferentes aspectos de tu vida. Confía en ti y en tu preparación, todo esto te hará sentir más seguro, confiado y no te pondrás nervioso.

Cómo no ponerse nervioso en un examen de conducir

  • Duerme bien y suficiente el día antes del examen de conducir. Es uno de los mejores alivios del nerviosismo y la mala concentración.
  • Cuando te dirijas al lugar donde realizarás el examen, piensa en otras cosas que te agraden. Escucha música, si puedes lee algo ligero y agradable. No comas en exceso, ni tomes bebidas estimulantes como café, bebidas energéticas u otras. Hacer eso solo aumentará tu nerviosismo.
  • Sé algo más que puntual. Salir con bastantetiempo de antelación a la hora fijada para el examen de conducir  te quitará estrés y preocupaciones por imprevistos.
  • Mantente concentrada y calmada durante el examen de conducir. Si es la primera vez que haces el examen, recuerda que no es nada extraordinario; tú sabes bien qué hacer,  tómalo como una simple práctica. Si anteriormente reprobaste el examen, es probable y muy normal que sientas inseguridad, dudas y nerviosismo. Así que concéntrate únicamente en conducir, seguramente has aprendido de la experiencia pasada y si vas a presentar el examen de nuevo, es porque puedes superarlo.
  • Evita centrarte en la sensación de nerviosismo; más bien enfócate en el instructor, actúa naturalmente y con respeto. Durante el examen de conducir pon atención a lo que te dice y ejecuta todas las indicaciones que te dé.
  • Antes de comenzar, comprueba que estás poniendo en práctica las medidas de seguridad, como uso del cinturón de seguridad, posición adecuada de los retrovisores, entre otros.
  • Concéntrate 100 por ciento en seguir las indicaciones del instructor; él podría, por ejemplo, improvisar alguna acción para asegurarse de que tienes buenas habilidades para manejar.
  • Si no has entendido claramente alguna indicación, no dudes en preguntar, es lo que se espera de una persona responsable. Así evitarás realizar alguna acción peligrosa o incorrecta.
  • Recuerda que no puedes controlar todos los factores externos, por eso confía en ti misma; mantente atenta, para anticiparte y reaccionar ante cualquier cambio que se presente en la vía.
no ponerse nervioso antes de un examen de conducir

Deja un comentario