Efectos de la Coca en la Nariz

La cocaína es una droga natural, que proviene de la hoja de la coca, originaria de Sur- América; esta droga es  altamente adictiva, debido a sus efectos  sobre el organismo; puesto que la persona  una vez que  la ingiere  experimenta casi instantáneamente una sensación de  bienestar, se siente animado y eufórico.

En este sentido, cuando se consume la cocaína, al igual que cualquier otra droga, se afecta nuestra salud; ya que diversos órganos de nuestro cuerpo se ven afectados,  primordialmente aquellos  a través de los cuales administramos la droga; en este caso, la nariz, si es que se consume por esta vía. Así que veamos los efectos de la coca en la nariz.

Efectos que tiene la coca en la nariz

Al aspirarse o inhalarse de modo continuo esta droga, se ve alterado el sentido del olfato; desde percibir poco los olores, hasta llegar a perder por completo la facultad de oler; igualmente se presentan  episodios de sangrado por la nariz sin ninguna causa aparente; además de carraspera o aspereza en la garganta con  más frecuencia de lo normal.

De allí que los efectos de la coca en la nariz, causados por la inhalación, pueden ser  fatales para toda la estructura en esta área del cuerpo; porque esta droga  genera una vasoconstricción de la zona; en otras palabras, lo que hace es obstruir  los capilares sanguíneos, trayendo como consecuencia una mala circulación de la sangre.

Lo que  favorece el que se puedan  originar  procesos infecciosos; así como laceraciones o heridas  en la mucosa de la nariz; produciendo  excavaciones o pequeños huecos en dicho tejido, que termina por estar necrosado, es decir, que ya está muerto. En consecuencia, todo el daño producido sobre la estructura cartilaginosa de la nariz puede ser tan fuerte, que  logre  abarcar hasta la zona del paladar, o bien hacia el tabique nasal; y ya a este nivel, se pierde la nariz, pues termina hundiéndose por completo.

¿Qué otros efectos causa la inhalación de cocaína en la nariz?

Como el tabique de la nariz se constituye de tejido cartilaginoso, tiene una placa o laminilla vertical que cubre desde el dorso de la nariz, hasta el nivel del paladar; y está revestido en toda esa zona por una membrana con muchos capilares sanguíneos; desempeñando ciertas funciones en la cavidad nasal:

  • En primer lugar, separa las fosas nasales en 2 (si una se tapa, funciona la otra).
  • En segunda instancia, aquí se entibia el aire que respiramos.
  • Y por último, se encarga de darle esa apariencia levantada y recta a la nariz.

Partiendo de esto, tenemos que cuando una persona es adicta al consumo de cocaína,  presenta entre otras alteraciones, el adormecimiento  o entumecimiento nasal;  trayendo como consecuencia  la desviación del tabique nasal.  

Además se produce una irritación crónica de la nariz, haciendo que existan hemorragias continuamente;  de la misma manera  presentan dificultades  o molestias  para  tragar; producto de la  misma irritación que tiene toda la zona nasofaríngea, a causa de la aspiración frecuente de coca.

Cuando la lesión en el tabique nasal es de tal magnitud que termina en perforación o agujero, es lo que se llama  perforación septal; y ante este gran problema, la posible solución es únicamente mediante la  cirugía, para corregir  el perjuicio ocasionado.

Por otra parte, hay ocasiones donde se forma en el área maltratada por  la herida  o agujero  una especie de cicatrización, lo cual  no  es  nada favorable; puesto que  tiende a dificultar y obstruir gran parte de la cavidad nasal; impidiendo que la persona respire correctamente.

Es de notar que  en muchos de los casos con adicción crónica al consumo de coca, tienen como parte de los efectos de la coca en la nariz la destrucción de la estructura nasal.

Deja un comentario