¿Para Qué Sirve la Levadura de Cerveza?

¿Quién no ha escuchado en una reunión familiar o de amigos, a alguien que dice de manera jocosa de los beneficios que trae a la salud beber cerveza de forma regular y moderada?; este tipo de comentarios tienen como excusa a la levadura de cerveza, la cual tiene múltiples propiedades muy beneficiosas para el organismo; tales como: vitamina B y B8, ácido fólico, riboflavina, nacina, tiamina, piroxina, calcio, cobre, cromo y hierro.

Sin embargo, es preciso señalar que la levadura de cerveza que es considerada como un suplemento nutricional, no es la misma que utilizan para la elaboración de la bebida alcohólica; ya que uno de los elementos esenciales que posee mayor número de componentes nutritivos es su hongo unicelular de nombre “Saccharomyces cerevisiae”. Este hongo es el que se utiliza para la fermentación de la malta.

Debido a su alto contenido en purina, la levadura de cerveza está contraindicada en personas que padecen de gota, cólicos nefríticos o ácido úrico alto; por lo que se recomienda consultar con un médico sobre la conveniencia de su toma y las dosis a emplear. Igualmente, hay especialistas que recomiendan tomar la levadura de cerveza en momentos puntuales y ocasionales, pero no tomarla durante periodos largos de tiempo ni de manera continua.

Beneficios de la levadura de cerveza

Es por ello que te presentamos algunos de los beneficios que genera la levadura de cerveza en tu organismo:

  • Es bueno para el crecimiento.
  • Aporta energía.
  • Produce un descenso del colesterol malo.
  • Previene el estreñimiento.
  • Es excelente para personas con diabetes tipo II e hipertensión.
  • Contribuye a la cicatrización.
  • Fortalece el sistema inmune y el corazón.
  • Es útil contra el hipotiroidismo.
  • Fortalece las uñas, el cabello y la piel.
  • Disminuye la ansiedad y la depresión.
  • Mejora la motivación y el estado de ánimo.

¿Para qué sirve la levadura de cerveza en la lactancia?

La levadura de cerveza es útil para aumentar la cantidad de leche materna; debido a sus propiedades nutricionales tales como: ácido fólico, proteínas y vitaminas del grupo B, que son nutrientes esenciales para una embarazada o en período de lactancia; también es un excelente alimento, especialmente recomendable para el postparto y la lactancia; entre sus propiedades están las de regenerar los tejidos, por lo que permite una rápida recuperación.

Además, la levadura de cerveza está recomendada para mejorar los estados de depresión y ansiedad; es decir, mejora su estado de ánimo. El aporte energético que conlleva su consumo facilita una mejoría en la capacidad de la mujer embarazada o en período de lactancia a motivarse; esto provoca un mejor funcionamiento conductual, así como una mejor relación con el bebé.

Igualmente, posee gran cantidad de fibra, de modo que ayuda a las mujeres en período de lactancia a regular situaciones de estreñimiento; ya que contribuye a la reparación de las paredes del intestino y su flora. Sin embargo, por otro lado, hay médicos que no recomiendan la ingesta de levadura de cerveza en mujeres embarazadas o en período de lactancia.

¿Para qué sirve la levadura de cerveza amarga?

La levadura de cerveza amarga es un componente natural que le sirve al cuerpo humano para adquirir proteínas, fibra, hierro, fósforo, zinc y vitaminas. Concretamente, se trata de uno de los alimentos con mayor proporción de vitamina B; la cual no se almacena de forma natural en el organismo y que por tanto, se debe adquirir mediante la nutrición.

Todos estos componentes resultan de gran utilidad para la producción de diversas hormonas y producir la energía necesaria para el mantenimiento del cuerpo; así como para su crecimiento y buena salud.

Este tipo de levadura no contiene azúcares ni grandes cantidades de sodio, lo que resulta de gran utilidad para mantener estable la tensión arterial; además, es de gran ayuda nutricional y energética en personas que tengan restringidos algunos grupos alimentarios, intolerancias o problemas con la metabolización; como en el caso de la diabetes, gota o cólicos nefríticos, entre otras enfermedades.

levadura de cerveza en polvo

En comprimidos, en polvo o fresca

La levadura de cerveza se puede ingerir en pastillas, en cápsulas, en polvo o fresca; la finalidad es exactamente la misma: beneficiarse de las propiedades que tiene de manera natural. El consumo indicado por médicos especializados en la materia es de unos 15 gramos diarios aproximadamente, en cualquiera de las presentaciones que puedas conseguir o que sea más práctica para tu consumo. Hay personas que la consumen para adelgazar, para mejorar la salud o como suplemento dietético. Lo recomendable es tomar 3 dosis repartidas en las comidas diarias.

En el cabello, la piel y las uñas

La levadura de cerveza posee un alto contenido de calcio, cobre, hierro, ácido fólico, riboflavina, piroxina, nacina, proteínas, minerales, potasio, vitamina B2 y vitamina B8 (biotina); por lo que estimula la Vitamina B, uno de los componentes principales de esta levadura que frena la caída del cabello y ayuda a su fortalecimiento y crecimiento de manera impresionante.

Aunado a lo anterior, también ayuda a crear melanina en nuestro cuero cabelludo; sustancia que hace que nuestro cabello mantenga su vitalidad, color y brillo natural, evitando la aparición de las canas.

Es importante tener en cuenta que la levadura de cerveza se puede ingerir o aplicar de forma tópica, después del champú; ya que nos aporta importantes cantidades de proteínas, minerales y vitaminas; sin embargo, para que tengas un resultado más rápido en el cabello y acelerar aún más los efectos de la ingesta de levadura de cerveza, te recomendamos que te la apliques en forma de mascarilla, 2 veces a la semana.

Existen diferentes tipos de mascarillas, unas incluyen aceite de oliva, otras vinagre o aguacate; pero la más utilizada para prevenir y reducir la pérdida de cabello es la que contiene miel; que potencia todavía más la nutrición del cuero cabelludo. Este tipo de mascarillas son muy fáciles de preparar y de aplicar.

Igualmente, la levadura de cerveza contribuye al cuidado de la piel, mejorando su textura, fortaleza, hidratación, previniendo su envejecimiento, favoreciendo la desintoxicación y ayudando a renovarla. Igualmente, ayuda al crecimiento y fortalecimiento de las uñas.

Deja un comentario